Back to All Events

CfP: Anuario Americanista Europeo nº 13


Hacia un nuevo latinoamericanismo: desafíos y complejidad del diálogo entre las disciplinas

19/05/2015 iguana Dejar un comentario

Convocatoria de Anuario Americanista Europeo nº 13

La separación del saber en disciplinas constituidas con objetivos y métodos que les son propios -que se consolida en el siglo XIX- será puesta en tela de juicio en el siglo XX. Surgen, así, propuestas que intentan relacionar a las disciplinas entre sí de distintos modos y de ir más allá de los límites impuestos por estas. Este espíritu, que toma amplitud y fuerza en los años de la posguerra, tiene como consecuencia la construcción de campos de trabajo basados en un área geográfica, social y cultural, que serán estudiados de manera pluridisciplinaria o interdisciplinaria, entre ellos el Latinoamericanismo.

La irrupción de la globalización y, con ella, de procesos transfronterizos, ha llevado a plantearse nuevamente la cuestión de la legitimidad de estos estudios de área y de la eficacidad del acercamiento pluridisciplinario o interdisciplinario para acercarse a ellos.

Así, para algunos, la globalización aumenta la necesidad de analizar las manifestaciones específicas de lo local o de lo regional dentro de los procesos transnacionales.

Según este acercamiento, es necesario continuar con las investigaciones en profundidad y dentro de un contexto, además de desarrollar una comprensión histórica y cultural cabal, utilizando para ello perspectivas inter- y pluridisciplinarias.

Sin embargo, aquéllos que se dedican a los estudios de área no pueden sino plantearse una serie de preguntas, tales como: ¿conlleva la globalización un cambio en el tipo de conocimiento que se busca adquirir a través de los estudios de área? ¿En qué sentido debe ser entendida la relación entre éstos y las disciplinas? ¿Cuáles desafíos metodológicos y pedagógicos tienen que enfrentar los expertos en estudios de área dentro de una sociedad cada vez más globalizada?

La existencia de las disciplinas parece indispensable, en tanto que permiten identificar y limitar el objeto de estudio, proporcionan una metodología para acercarse al mismo y ofrecen un campo institucional claro dentro del cual pueden moverse estudiantes e investigadores y/o profesores.

Por otra parte, es innegable que las disciplinas (unas más que otras) pueden convertirse en fortalezas doctas en las cuales se atrincheran los “especialistas” y de allí que, durante las últimas décadas hayan generado críticas y oposición. De algún modo, pueden impedir una apertura que debería ser propia al pensamiento universitario.

Las disciplinas, además de servir de bastiones a los expertos (investigadores, profesores universitarios, científicos) implican valores identitarios e incluso territoriales. De allí que, incluso cuando los expertos se abren y entablan un diálogo (en particular si este se entabla entre disciplinas más o menos alejadas) pueden surgir tensiones en la elaboración de proyectos en común, ya sea pedagógicos o de investigación.

A pesar de ello, la realidad es que, de modo paulatino pero consistente, la línea fronteriza entre las disciplinas, claramente delimitadas en el siglo XIX, se ha difuminado y vuelto porosa. El grado de apertura y porosidad varía, ciertamente, según las disciplinas, el alejamiento entre sí y las tradiciones nacionales, pero existe. Es un hecho que la institucionalización (en particular a partir de fines del siglo pasado) de la pluri- y la interdisciplinaridad propia a los estudios de área, ha ayudado en este proceso. Sin embargo -como puede observarse en la práctica en una serie de institutos latino-americanos que ofrecen un programa pedagógico y de investigación dentro de una institución de educación superior- las disciplinas co-existen de modo más o menos autónomo, ofreciendo enfoques que les son propios dentro del marco de América latina como objeto de estudio.

La transdisciplinaridad (concepto que surge en los años noventa) aparece así como una nueva propuesta epistemológica que impulsa una reinterpretación de las diversas ramas del saber y puede dar impulso al surgimiento de nuevas disciplinas.

Temas que se podrían tratar:

  • genealogía del Latinoamericanismo (como estudio de área pluri- o interdisciplinario);
    las condiciones (entre otras, las causas institucionales) que permitieron la constitución del Latinoamericanismo;
    la irrupción de la Transdisciplinaridad en los años noventa y su impacto en los estudios de área;
  • el impacto de la transdisciplinaridad y de la globalización en casos concretos (dentro del marco de la discusión teórica y/o metodológica sobre las mismas)
  • la construcción de nuevos objetos de investigación en un marco de sinergia provocada por nuevos acercamientos metodológicos, dentro del marco de la globalización;
  • nuevas metodologías que surgen del espacio digital y su influencia en los estudios de área.

La convocatoria de artículos permanece abierta hasta el 15 de septiembre de 2015. Los trabajos que se vayan recibiendo antes de esta fecha se irán sometiendo al procedimiento de revisión por pares, de modo que podamos dar respuesta a los autores en un plazo no superior a 30 días desde la recepción de los artículos. Para enviar contribuciones es necesario registrarse en el sitio web de la revista: AQUÍ

Favor de leer y seguir las normas para autores/as

Coordinadores del tema central: Sonia V. Rose, Université Toulouse Jean Jaurès (Francia), Jussi Pakkasvirta, Universidad de Helsinki (Finlandia) y Magnus Lembke, Universidad de Estocolmo (Suecia).